Warning: Declaration of WP_SimplePie_Blog_Item::get_id() should be compatible with SimplePie_Item::get_id($hash = false) in /homepages/21/d563257233/htdocs/blog/wp-content/plugins/blogger-importer/blogger-importer-blogitem.php on line 24

Warning: Declaration of WP_SimplePie_Blog_Item::get_links($linktypes) should be compatible with SimplePie_Item::get_links($rel = 'alternate') in /homepages/21/d563257233/htdocs/blog/wp-content/plugins/blogger-importer/blogger-importer-blogitem.php on line 24

Warning: Declaration of Blogger_Import_List_Table::prepare_items($blogs, $JSInit) should be compatible with WP_List_Table::prepare_items() in /homepages/21/d563257233/htdocs/blog/wp-content/plugins/blogger-importer/blogger-importer-table.php on line 14
VISADO POR REAGRUPACIÓN FAMILIAR |

VISADO POR REAGRUPACIÓN FAMILIAR

Compartir...Tweet about this on TwitterShare on FacebookEmail this to someoneShare on Google+Share on LinkedIn

En muchas ocasiones nos encontramos con denegaciones de visados por reagrupación familiar porque el Consulado en cuestión considera que el matrimonio ha sido celebrado en fraude de ley o, lo que es lo mismo, que se trata de un matrimonio de conveniencia.

matrimonio fraudulento

Pues bien, para saber si estamos ante un matrimonio celebrado en fraude de ley o no, debemos acudir a la Instrucción de la DGRN de 31 de enero de 2006 que, en su apartado IX, ha establecido que “Los datos básicos de los que cabe inferir la simulación del consentimiento matrimonial son dos: a) el desconocimiento por parte de uno o ambos contrayentes de los “datos personales y/o familiares básicos” del otro y b) la inexistencia de relaciones previas entre los contrayentes.”

Los datos personales básicos, según la Resolución del Consejo de las Comunidades Europeas, de 4 diciembre 1997, sobre las medidas que deberán adoptarse en materia de lucha contra los matrimonios fraudulentos (DOCE C 382 de 16 de diciembre de 1997), son los relativos a la fecha y lugar de nacimiento, domicilio, profesión, aficiones relevantes, hábitos notorios, y nacionalidad del otro contrayente, anteriores matrimonios, número y datos básicos de identidad de los familiares más próximos de uno y otro (hijos no comunes, padres, hermanos), así como las circunstancias de hecho en que se conocieron los contrayentes.

Por otra parte y en la misma tónica se ha pronunciado la Sentencia núm. 506/2010 del Tribunal Superior de Justicia de Madrid de 27 de mayo de 2010 (JUR 2010/258483) al sentenciar que solo existen dos mecanismos para deducir si un matrimonio es real o fraudulento. Esto es, si las partes desconocen datos personales y/o esenciales el uno del otro, sin que pueda incluirse en dicha categoría alguna equivocación o ignorancia por parte de uno de los contrayentes; y, la inexistencia de relaciones previas entre los cónyuges.

Añade dicha Sentencia: “en los supuestos de matrimonios de complacencia, la inexistencia de prueba directa de la simulación y de la verdadera voluntad encubierta de las partes, obliga a que la prueba de presunciones conduzca a un alto grado de convicción racional pues, dada la presunción general de buena fe y el carácter fundamental del ius nubendi, la existencia de fraude de ley solo podrá apreciarse cuando éste conste de manera inequívoca por existir entre los hechos-base demostrados y aquel que se trata de deducir un enlace preciso, directo y unívoco según las reglas del criterio humano, que excluya cualquier duda razonable.”

Por su parte, la Sentencia nº 484/2008 del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad de Madrid, Sala de lo Contencioso, de 13 de marzo de 2008, estableció lo siguiente:  “De lo actuado en el expediente administrativo no se puede inferir racionalmente, y con exclusión de otras posibilidades razonables, que el matrimonio solo se celebró formalmente, sin la intención de fundar una familia y con el único propósito de beneficiarse de las consecuencias legales de la institución matrimonial al amparo de la apariencia creada, porque la documentación de que disponemos justifica, en principio, tanto el que el consentimiento matrimonial se prestó realmente como la persistencia de la afectio maritalis, sugerida por los viajes de doña Amparo a Marruecos que constituyen indicios de cierta convivencia de los esposos después de la boda, de todo lo cual se sigue la conclusión de que, al no haber acreditado por la Administración demandada que el matrimonio se celebrara con un propósito fraudulento, es procedente anular la resolución impugnada.”

Sobre la necesidad de que sea indubitada la existencia del matrimonio celebrado en fraude de ley para denegar la solicitud de visado se pronuncia la Sentencia del Tribunal Supremo de fecha 23 de julio de 2014, Sala 3ª, de lo Contencioso-Administrativo, en el siguiente sentido: En la vigente normativa, en la que también se prevé la realización de esa entrevista, esa falta de veracidad en el motivo alegado constituirá causa de denegación (se ha de enlazar con el supuesto de formulación de alegaciones inexactas del artículo 57.3 del nuevo reglamento) cuando la Administración haya llegado a tal conclusión de forma indubitada. Ello supone que la motivación de la resolución denegando el visado por esa causa ha de contener las razones por las que se considera sin lugar a dudas que nos encontramos en un supuesto de fraude de ley, por lo que este Tribunal ha de valorar si efectivamente se contienen tales razonamientos y si estos son suficientes para llegar a esa conclusión.”

Por último añadir que como el problema suscitado por los matrimonios celebrados en fraude de ley es común a todos los países de la Unión Europea, existe una resolución del Consejo de la Unión Europea de 4 de diciembre de 1997 sobre las medidas que deberán adoptarse en materia de lucha contra los matrimonios fraudulentos (97/C 382/01). En ella se enumeran ciertos «factores que pueden permitir que se presuma que un matrimonio es fraudulento». Como tales factores, entre otros y sin carácter limitativo, la resolución del Consejo enuncia el no mantenimiento de la vida en común; la ausencia de una contribución adecuada a las responsabilidades derivadas del matrimonio; el hecho de que los cónyuges no se hayan conocido antes del matrimonio o el hecho de que el historial de uno de los cónyuges revele matrimonios fraudulentos anteriores o irregularidades en materia de residencia. 

1 comment on “VISADO POR REAGRUPACIÓN FAMILIAR”

  1. Lachezar Valkov Responder

    quero mas info sobre un separacion acuerdo mutuo
    somos extranjeros vivimo junto
    tienemos hijos mayores
    papeles de matrimonio legalizadas
    quero saver el precio-final
    i masa info
    Gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>